Sueños que se van cumpliendo

Hola amigos,

aquí vengo a contaros algo que me ha sucedido esta semana.

Desde que empecé este blog he reflexionado sobre las dificultades de convertirse en escritor profesional, de los miedos a no estar preparado o no estar a la altura. Pues bien, decidida como estoy a recorrer este camino seguí enviando mis relatos a concursos, esta vez algo más ambiciosos, más llamativos, retos más grandes, sin conseguir nada más que mi satisfacción personal por lograr escribir los relatos presentados. Pues bien, el siguiente paso fue llamar a la puerta de las editoriales, con paciencia y sin expectativas, pero con mucha ilusión y convencida de que lo que les ofrecía era mi mejor trabajo. He seguido trabajando en nuevos proyectos, sin parar ni un momento a pensar en nada más.

Ayer por la tarde una de esas editoriales contactó conmigo para decirme que les había gustado mucho mi trabajo y que querían hablar de publicarlo. Me quedé alucinada, no me lo podía creer. Tuve que releer el correo mil veces para verificar que era verdad. 

La mayor alegría para mí ha sido el sentir que alguien que ni me conoce ni sabe nada de mí ha leído mi novela y le ha parecido un buen trabajo. El subidón de autoestima ha sido muy grande porque, por mucho que me esfuerce en que mis trabajos sean buenos siempre tengo la duda de si estoy trabajando bien.

No sé nada más, ni siquiera si llegará a publicarse ni nada pero puedo aseguraros que la alegría inmensa que me invadió ayer al recibir esta noticia, esa sensación de felicidad no podré olvidarla jamás.

Prometo contaros puntualmente si hay novedades.

Gracias a todos por seguirme y apoyarme.

despacho de castle

 

(Este es el despacho de Richard Castle, yo quiero uno igual, así escribiré más y mejor. Dicho queda.)

Anuncios

Libro de la semana: Bajo la misma estrella, de John Green

Hola amigos,

hoy vengo a recomendaros un libro de lo más inesperado, Bajo la misma estrella, de John Green.

Sinopsis:

Hazel acaba de cumplir 16 años. Y tiene cáncer. A pesar de que un tratamiento ha conseguido reducir su tumor de forma casi milagrosa, es una enferma terminal. Los médicos no pueden decirle cuánto tiempo le queda; solo sabe que debe vivir pegada a un tanque de oxígeno y sometida a continuos tratamientos. Desde hace unas semanas, Hazel forma parte de un grupo de apoyo donde otros chicos como ella comparten sus experiencias. En realidad, ella acude más por obligación que por voluntad; ¿qué sentido tiene hablar con otras personas de lo que nadie puede cambiar? Pero su vida da un verdadero vuelco cuando conoce a Gus Waters… Os preguntaréis: ¿quién es Gus? ¿Y cómo puede cambiar una sola persona la historia de otra?

bajo la misma estrella bajo detrás

La primera vez que ojeé este libro el tema del cáncer me echó un poco para atrás. Imaginé que se trataba de un drama que explotaba el sentimentalismo que despierta el dolor de una enfermedad tan terrible, afectando, además, a unos adolescentes. Pero, después de leer múltiples recomendaciones y reseñas favorables en diversos foros que sigo, me animé a darle otra oportunidad. Y me alegro sobremanera de haberlo hecho.

La historia nos la explica en primera persona Hazel Grace, una chica con cáncer pulmonar, con una visión de su vida muy realista (es muy consciente de sus posibilidades). Todo cambia cuando conoce a Gus, Augustus, un chico que le hace replantearse muchas cosas. Entre ellos nace una historia que no tiene nada de convencional y que nos enseña que siempre hemos de darle valor a lo que tenemos y al momento que vivimos.

Es una novela ágil de leer, con unos personajes muy bien construidos, muy creíbles, que va emocionando a cada capítulo y que no cae en la sensiblería facilona que podría esperarse de la temática y las circunstancias que la rodean. Y es de las pocas novelas que me ha hecho llorar, lo confieso.

Os recomiendo encarecidamente la lectura de esta gran novela. (Y ahora a esperar la película).

¿Cualquiera puede “publicar” un libro? Intrusismo nivel experto

En mis últimas excursiones a mis librerías favoritas no he podido dejar de notar que están proliferando, como setas en otoño, libros que se convierten en superventas al instante, “escritos” o, como poco, dictados, relatados o inspirados (llámalo X) por personajes que nada tienen que ver con el mundo de los libros ni la literatura.

Es cierto que el mundo editorial, como todo en estos momentos, está en crisis y sólo apuesta por productos que sean rentables. Y, a la vista de las cifras de ventas, la jugada les sale bien porque Belén Esteban fue a una firma de libros en la que había gente haciendo cola desde 6 horas antes de que empezara el evento.

En un país donde el fracaso escolar está a la orden del día, donde la cultura es ninguneada y maltratada a cada momento, donde tiene más prestigio y oportunidades un ex concursante de realities que un profesional formado con estudios superiores, donde los recortes en educación son vistos como algo lógico ¿qué nos dice que el libro de Belén Esteban sea un best seller? (pausa dramática para la reflexión profunda)

Soy una defensora a ultranza del fomento de la lectura y me consta que personas que no son lectores han leído este insigne texto, algo que me apena profundamente porque no es un logro cultural, en realidad, no es la lectura la que gana sino el cotilleo puro y duro, continuar alimentando su curiosidad por la vida del personaje.

En conclusión, todo lo que la editorial gana con estos productos la cultura lo pierde.

belen--300x450