Adiós 2016. Hola 2017

feliz-an%cc%83o-nuevo

Y de pronto se acaba 2016. Así, sin más, y volvemos a vernos inmerso en el mismo ritual de cada año. Y sí, parece que fue ayer que estábamos en las mismas esperando el año que ya despedimos.

Ya hice balance en mi cumpleaños (podéis acceder aquí al post) así que hoy solo haré unas mínimas reflexiones del año que dejo atrás y del que está por llegar.

2016 ha sido un gran año, la verdad, por todo lo que os expliqué. Además de todo ello, ha estado lleno de libros maravillosos, no sé ni cuantos me he comprado, me han regalado, he heredado, en fin… jajaja, mi biblioteca ha crecido exponencialmente. He leído mucho y también he escrito mucho. Este año, sobre todo, he escrito poesía y, aunque mis novelas siguen “progresando adecuadamente”, en 2016 no he terminado ninguna.

libro-magico

Como propósito principal de 2017 tengo terminar, por lo menos, dos de las novelas que tengo más avanzadas. A ver si soy capaz de cumplirlo.

Lo del gimnasio, el inglés y las dietas lo dejo para el resto de los humanos. Alguno picará jajaja.

Espero que en 2017 todos tengamos mucha salud, sobre todo, tranquilidad y un poco de suerte, y contemos con el amor de aquellos que más queremos. Y, por qué no, que el nuevo año nos traiga alguna sorpresita ¿no?

Sea como sea ¡FELIZ AÑO NUEVO y FELICES LECTURAS!

 

 

Anuncios

Cuando la melancolía llama a la puerta

 

escaparate

Caminando por las calles de mi ciudad, en medio de la vorágine de luces, adornos, ofertas y gente en estos días navideños, sin previo aviso, la nostalgia me tomó de la mano y guió mis pasos hacia rincones antes mágicos. Busqué aquellos pequeños comercios en los que la belleza y la ilusión eran la premisa en estos días, y descubrí con gran pesar que ya no existen. En su lugar hay establecimientos de cadenas de comida rápida, de café americano o de ropa en serie.
Ya no hay objetos únicos.
Ya no hay escaparates de ensueño con adornos singulares.
Ya no hay magia.

En eso consiste el viaje de la vida” pensé “en disfrutar cada momento y atesorarlo porque una vez ha pasado, lo más seguro es que no podamos volver a disfrutarlo más.
Porque nosotros ya no seremos nosotros.
Porque esos instantes son irrepetibles.
Porque esos lugares pueden desaparecer“.

Sin embargo, saber esto no me reconfortó, no me hizo sentir mejor, al contrario, sentí como la nostalgia me abrazaba con fuerza y la melancolía invadía mi corazón. Sentí una profunda añoranza de aquellos lugares, de los momentos allí disfrutados, de aquellas ilusiones y de la que era yo entonces.

Dicen que la nostalgia es exceso de pasado, tal vez es eso lo que he sentido, como ese pasado hermoso venía, como el fantasma del Cuento de Navidad, en un presente en el que ya no existe.

Mientras la nostalgia se va, buscaré atesorar nuevos recuerdos y trataré de descubrir nuevos rincones mágicos antes de que alguna franquicia los haga desaparecer…

4 instantes y 2 sueños

Enric Sánchez dijo que lo importante no es cuántos años tenemos, si no en cuántos de ellos hemos vivido y por ello yo puedo decir que en esta nueva vuelta al sol que hoy completo he vivido intensamente a cada instante.

velas

He compartido mi mayor riqueza, mi tiempo, con gente maravillosa a la que adoro, mi familia y mis amigos, rodeándome de todo el amor del bueno posible, y he atesorado en mi corazón 4 instantes únicos y 2 grandes sueños cumplidos.

Los 4 instantes han sido el nacimiento de mi hermosa sobrina, que ha traído a nuestra familia una ilusión y mil emociones que no esperábamos. He podido celebrar, con todo el cariño, el quinto aniversario de aquella promesa de amor que sigue vigente. He disfrutado de la experiencia increíble que supone firmar libros en pleno Paseo de Gracia barcelonés, justo al lado de la hermosa Casa Batlló y, por último, he logrado recobrar la sonrisa perdida, lidiando con gran voluntad y algunos nervios con viejas fobias.

Los 2 sueños cumplidos han sido inmensos, ambos me acompañaban desde hace tiempo. El primero, visitar Florencia, la cuna del Renacimiento, una de las ciudades más hermosas que he visto en mi vida. El segundo, publicar y vivir la presentación de mi primer libro de poesía rodeada de todo el cariño de los míos.

No puedo pedir más. Me siento feliz con ese 4 y ese 2 que hoy se unen para abrirme la puerta a un nuevo año, que espero vivir tan intensamente como el que dejo atrás.

Por todo ello feliz día 19 para todos, felices fiestas y que el 2017 os traiga instantes únicos que os colmen de felicidad.

 

Calendario 2017 ¡por un año lleno de literatura!

Ya estamos en diciembre. El 2016 se nos acaba y, en nada, toca hacer balance del 2016 y nuestra lista de propósitos de año nuevo.

Para mí 2016 ha sido un año bastante generoso, pero bueno, ya hablaré del tema cuando toque. Hoy vengo a regalaros un sencillo calendario para que empecéis a visualizar 2017 y todas las cosas buenas que, seguro, nos tendrá reservadas.

este-es-el-calendario

Espero que os guste.

¡Feliz diciembre y felices lecturas!