Adiós 2016. Hola 2017

feliz-an%cc%83o-nuevo

Y de pronto se acaba 2016. Así, sin más, y volvemos a vernos inmerso en el mismo ritual de cada año. Y sí, parece que fue ayer que estábamos en las mismas esperando el año que ya despedimos.

Ya hice balance en mi cumpleaños (podéis acceder aquí al post) así que hoy solo haré unas mínimas reflexiones del año que dejo atrás y del que está por llegar.

2016 ha sido un gran año, la verdad, por todo lo que os expliqué. Además de todo ello, ha estado lleno de libros maravillosos, no sé ni cuantos me he comprado, me han regalado, he heredado, en fin… jajaja, mi biblioteca ha crecido exponencialmente. He leído mucho y también he escrito mucho. Este año, sobre todo, he escrito poesía y, aunque mis novelas siguen “progresando adecuadamente”, en 2016 no he terminado ninguna.

libro-magico

Como propósito principal de 2017 tengo terminar, por lo menos, dos de las novelas que tengo más avanzadas. A ver si soy capaz de cumplirlo.

Lo del gimnasio, el inglés y las dietas lo dejo para el resto de los humanos. Alguno picará jajaja.

Espero que en 2017 todos tengamos mucha salud, sobre todo, tranquilidad y un poco de suerte, y contemos con el amor de aquellos que más queremos. Y, por qué no, que el nuevo año nos traiga alguna sorpresita ¿no?

Sea como sea ¡FELIZ AÑO NUEVO y FELICES LECTURAS!

 

 

Anuncios

Cuando la melancolía llama a la puerta

 

escaparate

Caminando por las calles de mi ciudad, en medio de la vorágine de luces, adornos, ofertas y gente en estos días navideños, sin previo aviso, la nostalgia me tomó de la mano y guió mis pasos hacia rincones antes mágicos. Busqué aquellos pequeños comercios en los que la belleza y la ilusión eran la premisa en estos días, y descubrí con gran pesar que ya no existen. En su lugar hay establecimientos de cadenas de comida rápida, de café americano o de ropa en serie.
Ya no hay objetos únicos.
Ya no hay escaparates de ensueño con adornos singulares.
Ya no hay magia.

En eso consiste el viaje de la vida” pensé “en disfrutar cada momento y atesorarlo porque una vez ha pasado, lo más seguro es que no podamos volver a disfrutarlo más.
Porque nosotros ya no seremos nosotros.
Porque esos instantes son irrepetibles.
Porque esos lugares pueden desaparecer“.

Sin embargo, saber esto no me reconfortó, no me hizo sentir mejor, al contrario, sentí como la nostalgia me abrazaba con fuerza y la melancolía invadía mi corazón. Sentí una profunda añoranza de aquellos lugares, de los momentos allí disfrutados, de aquellas ilusiones y de la que era yo entonces.

Dicen que la nostalgia es exceso de pasado, tal vez es eso lo que he sentido, como ese pasado hermoso venía, como el fantasma del Cuento de Navidad, en un presente en el que ya no existe.

Mientras la nostalgia se va, buscaré atesorar nuevos recuerdos y trataré de descubrir nuevos rincones mágicos antes de que alguna franquicia los haga desaparecer…

Calendario 2017 ¡por un año lleno de literatura!

Ya estamos en diciembre. El 2016 se nos acaba y, en nada, toca hacer balance del 2016 y nuestra lista de propósitos de año nuevo.

Para mí 2016 ha sido un año bastante generoso, pero bueno, ya hablaré del tema cuando toque. Hoy vengo a regalaros un sencillo calendario para que empecéis a visualizar 2017 y todas las cosas buenas que, seguro, nos tendrá reservadas.

este-es-el-calendario

Espero que os guste.

¡Feliz diciembre y felices lecturas!

 

Gestionar el rechazo de las editoriales

Cuando por fin terminas un texto sueñas, inevitablemente, con verlo publicado a ser posible en un buen sello editorial, así que te decides a enviarlo a editoriales para encontrarle una buena casa a tu libro que tanto esfuerzo te ha costado crear. Lo primero es hacer una buena prospección para enviar el texto solo a aquellos sellos que tengan una línea editorial en la que encaje nuestra creación. Una vez enviado solo queda esperar. La mayor parte de editoriales te dicen que te darán respuesta “entre 6 meses y 1 año” con lo que hay que armarse de paciencia y seguir escribiendo, no queda más. Pero, por más mentalizado que uno esté, no se puede evitar revisar en correo cada día a ver si hay noticias (especialmente el spam, no sea que se cuele ahí). Y, por fin, un día las noticias llegan pero no son exactamente las que se esperaban ¿o tal vez sí? La editorial de nuestros sueños, con mucha educación y un correo plantilla nos dice:

Estimada autora:

muchas gracias. La obra no encaja en nuestros actuales criterios editoriales. Lo sentimos
Reiteramos nuestra gratitud
saludos
Editora

Sí, nos habíamos repetido mil veces que nos iban a rechazar, que a J. K. Rowling la rechazaron en 10 editoriales y mira Harry Potter, y bla, bla, bla, que Cien años de Soledad también, y bla, bla, bla, pero cuando es tu novela y te enfrentas a este rechazo, cuando alguien te dice fríamente y sin una mínima explicación que la novela no encaja, en ese momento no te acuerdas de nada ni de nadie, tan solo te enfrentas a un par de líneas que ponen fin a tu sueño de publicar.

Inocente de mí, yo quise saber por qué rechazaban el libro y le pregunté a la editorial y me respondieron esto:

Hola, autora

Pues me temo que no nos está permitido dar esa información, lo siento…
Un saludo,
Editora

Vamos, que no encaja sin más, es cuestión de tamaño nada más. ¡Y yo preocupada!

El rechazo duele, es lo que hay, por muy mentalizado que uno esté de que esa va a ser la respuesta al verla te sientes mal y no te reconforta nada ni nadie. Por suerte quedan muchas más puertas a las que llamar y el rechazo, en gran medida viene dado porque mi nombre no es igual a grandes ventas, no soy rentable, y, por mucho amor al arte que yo le ponga, la realidad es que esto es un negocio.

Por eso, por mi amor al arte y porque no sería yo sino escribiese seguiré adelante luchando por mi sueño. Tal vez algún día podré ilustrar como ejemplo la de veces que me rechazaron…

¿Y vosotros, cómo lleváis el rechazo?

¡Feliz fin de semana y felices lecturas!

gutenberg_3

 

 

Feria del libro de Madrid 2016

Los días 3, 4 y 5 de junio he tenido la gran suerte de visitar Madrid. Por primera vez he visitado esta ciudad tan literaria y he podido conocer su feria del libro. Y no me ha podido gustar más. Me sorprendió la gran cantidad de casetas que hay, tanto de librerías como de editoriales, en las que se van sucediendo las firmas de libros de autores que me hizo mucha ilusión poder conocer o, como poco, ver en persona. Aunque hacía un sol de justicia, había muchísimos lectores paseando por la feria y haciendo colas para que sus escritores favoritos les firmasen sus ejemplares. Yo fui una de ellas. Victoria Álvarez me firmó mi ejemplar de El sabor de tus heridas (final de la trilogía Dreaming Spires, que os recomiendo encarecidamente) y, si ya la admiraba sin conocerla en persona, ahora que he podido hablar con ella y comprobar lo sencilla y simpática que es, todavía mucho más. Gracias Victoria por ese buen rato que compartimos.

con victoria alvarez

Con la escritora Victoria Álvarez. Firma. Lámina punto de libro obsequio de Victoria.

IMG_20160604_141629

Cervantes en el parnaso, obra teatral.

IMG_20160604_125019

Mosaico de Dante en una de las entradas del Parque del retiro.

IMG_20160604_181007

Javier Ruescas y Manu Carbajo firmando la saga Electro.

IMG_20160604_180858

Iria y Selene firmando Sueños de Piedra.

Espero poder volver el año que viene a disfrutar de esta maravillosa feria.

¡Feliz domingo y felices lecturas!

#Amor de Invierno, mis poemas en Instagram

Hola a tod@s.

Después de pasarme por el blog de Ane Santiago, Cartas a ninguna parte (que os recomiendo) me he sentido inspirada a iniciar un nuevo proyecto de escritura para compartir reflexiones y textos poéticos breves, y construir día a día un poemario virtual en este blog (#AmorDeInvierno by @samaragua) y en Instagram, donde mi usuario es: @samaragua , que voy a agrupar bajo la etiqueta: #AmorDeInvierno. 

13220938_603959446447138_1247823197475328242_n¿Qué os parece la idea? ¿Os apetece leerlos?

¡Feliz fin de semana y felices lecturas!

Arpillera

Hoy he ido a hacer la compra, como cualquier otro sábado, y, al llegar a la caja, me he dado cuenta de que necesitaba otra bolsa. En ese momento, la cajera me ha dado una bolsa de arpillera marrón con un bonito dibujo de mariposas. Y de pronto, sin previo aviso, el aroma de la arpillera me trasladó a mi infancia, a mis clases de manualidades en las que aprendíamos a coser a punto de cruz y, con esta tela gruesa y rugosa de penetrante aroma a naturaleza, con lana de vistosos colores y grandes agujas de punta redonda, dibujábamos letras y formas. He podido sentir las risas infantiles de mis amigas, he recordado aquella luz amarillenta de las lámparas proyectada sobre las paredes de color castaño, iluminando las tardes de lluvia invernales, sintiendo la felicidad de aquellos tiempos en los que las preocupaciones del día a día no existían.

IMG_20160430_124744

Porque la vida está hecha de recuerdos, de retazos que la memoria hace aflorar cuando menos lo esperamos, para traernos gotas de felicidad y devolvernos a nuestros orígenes y a nuestra esencia.

¡Feliz fin de semana y felices lecturas!