Tarde de radio en La vida en Rosa

Ayer, 18 de abril, tuve la gran suerte de participar como invitada en el programa “La vida en Rosa” en Radio Rubí, programa conducido por Oriol Puig. Junto al autor Jeroni Muñoz y a Ana Llobet, hablamos de nuestros últimos libros publicados, de nuestro oficio como escritores, manías, costumbres…, y recomendamos algunas lecturas para regalar o autoregalarse el próximo domingo 23 de abril.

radio

Fue una hora interesante, amena y divertida que os invito a escuchar en este enlace:

http://podcastcdn-16.ivoox.com/audio/2/8/7/2/lavidarosaprograma9-lavidaenrosa-ivoox18222782.mp3?secure=80v5CzSm2lkVImW-jwoyzQ==,1492631581

Nunca antes había estado en un estudio de radio ni había participado en una tertulia de este tipo y la experiencia no pudo ser mejor. Muchas gracias a todos los que nos escuchásteis ayer y a los que lo estáis haciendo ahora a través de este podcast. Espero que os resulte muy interesante.

¡Feliz tarde y felices lecturas!

 

 

 

Anuncios

El negocio de los libros

En la semana de los libros por excelencia, no vengo especialmente optimista a hablaros de ellos, no os voy a mentir. Hoy vengo a reflexionar sobre algo que es una realidad y que, tal vez porque la ilusión me ha cegado o porque no lo he querido asumir antes: los libros, en su mayoría, solo son un producto más, puro negocio donde la cultura y la calidad literaria no tienen cabida.

Libros baratos.jpg

Para mí escribir un libro es algo importante y muy serio. Soy una gran amante de la buena literatura desde siempre, lectora empedernida, y, por lo tanto, escribir un libro conlleva una gran responsabilidad. La planificación inicial de la historia, los personajes, las tramas secundarias, el vocabulario, etc., todo ese trabajo lo hago con la mayor dedicación, ilusionada por la magia de la creación y, al terminarla no puedo evitar sentir la ilusión de encontrarle una editorial que apueste por mi libro para que llegue a los lectores. Ya no pienso en ningún beneficio económico (porque es absurdo tal como está montado el mercado, el autor no vivirá de escribir, es así), pero un mínimo de apoyo, una oportunidad para que la gente lea mi texto, si tiene la calidad suficiente.

esquema

Pero las oportunidades no abundan, son escasas y muy difíciles de conseguir. “Bueno, no pasa nada” me digo con resignación “es normal porque no eres una escritora conocida, es cuestión de tiempo” me convenzo, mientras veo las novedades literarias de mi librería favorita, aunque sé que no es cierto. Ese tipo de oportunidades son para otro tipo de perfil y en las últimas semanas lo he visto claro.

En estos días no dejo de conocer las historias de algunos “personajes populares” que publican libros y arrasan en ventas, personajes que nada tienen que ver con las letras (youtubers, cantantes, personajillos del corazón…) y cuyos textos no han partido de una propuesta propia, si no que ha sido la editorial la que ha contactado con ellos para ofrecerles “escribir” y publicar algo que sus seguidores compren sin más, porque es suyo, sin pensar en la calidad que pueda tener ese texto o no tener. El libro como producto sin más, como objeto, como quién saca un perfume con el nombre de un cantante, algo que se va a vender que es lo importante.

libros al peso

Y esa es la oportunidad que no se ofrece a los escritores que no son personajes conocidos, que no arrasan en redes y tienen miles de seguidores. La editorial busca a la persona que va a vender un montón de libros la que hará que ganen un montón de dinero, que de eso se trata al final, de ganar pasta. Elegido el personaje, el libro ya llegará.

Ante esta situación, siento que tanto esfuerzo, tanto trabajo que dedicamos los que escribimos por vocación y por amor al arte, no tiene más recompensa que nuestra satisfacción personal, pero el esfuerzo es tan enorme y el tiempo robado a otras áreas de nuestra vida tan grande, que hace que me replantee las cosas.

Personalmente tengo muchas historias que contar, muchos proyectos empezados, muchos sueños literarios por cumplir y, en general, las ganas para llevarlos a cabo, pero no puedo evitar preguntarme si la decepción que siento al ver cómo está el mercado literario actualmente hará que me rinda.

De cualquier forma, creo que de momento seguiré luchando.

Feliz fin de semana y nunca dejemos de apostar por la buena literatura más allá de los productos comerciales, demostremos al mercado que los lectores sabemos elegir.

 

Gestionar el rechazo de las editoriales

Cuando por fin terminas un texto sueñas, inevitablemente, con verlo publicado a ser posible en un buen sello editorial, así que te decides a enviarlo a editoriales para encontrarle una buena casa a tu libro que tanto esfuerzo te ha costado crear. Lo primero es hacer una buena prospección para enviar el texto solo a aquellos sellos que tengan una línea editorial en la que encaje nuestra creación. Una vez enviado solo queda esperar. La mayor parte de editoriales te dicen que te darán respuesta “entre 6 meses y 1 año” con lo que hay que armarse de paciencia y seguir escribiendo, no queda más. Pero, por más mentalizado que uno esté, no se puede evitar revisar en correo cada día a ver si hay noticias (especialmente el spam, no sea que se cuele ahí). Y, por fin, un día las noticias llegan pero no son exactamente las que se esperaban ¿o tal vez sí? La editorial de nuestros sueños, con mucha educación y un correo plantilla nos dice:

Estimada autora:

muchas gracias. La obra no encaja en nuestros actuales criterios editoriales. Lo sentimos
Reiteramos nuestra gratitud
saludos
Editora

Sí, nos habíamos repetido mil veces que nos iban a rechazar, que a J. K. Rowling la rechazaron en 10 editoriales y mira Harry Potter, y bla, bla, bla, que Cien años de Soledad también, y bla, bla, bla, pero cuando es tu novela y te enfrentas a este rechazo, cuando alguien te dice fríamente y sin una mínima explicación que la novela no encaja, en ese momento no te acuerdas de nada ni de nadie, tan solo te enfrentas a un par de líneas que ponen fin a tu sueño de publicar.

Inocente de mí, yo quise saber por qué rechazaban el libro y le pregunté a la editorial y me respondieron esto:

Hola, autora

Pues me temo que no nos está permitido dar esa información, lo siento…
Un saludo,
Editora

Vamos, que no encaja sin más, es cuestión de tamaño nada más. ¡Y yo preocupada!

El rechazo duele, es lo que hay, por muy mentalizado que uno esté de que esa va a ser la respuesta al verla te sientes mal y no te reconforta nada ni nadie. Por suerte quedan muchas más puertas a las que llamar y el rechazo, en gran medida viene dado porque mi nombre no es igual a grandes ventas, no soy rentable, y, por mucho amor al arte que yo le ponga, la realidad es que esto es un negocio.

Por eso, por mi amor al arte y porque no sería yo sino escribiese seguiré adelante luchando por mi sueño. Tal vez algún día podré ilustrar como ejemplo la de veces que me rechazaron…

¿Y vosotros, cómo lleváis el rechazo?

¡Feliz fin de semana y felices lecturas!

gutenberg_3

 

 

De vacaciones

Llegan las vacaciones, al fin, tiempo libre para desconectar y emplear nuestro tiempo como mejor nos parezca. Y, los que escribimos, pero no vivimos de escribir, pensamos que vamos a tener todo ese tiempo para dedicarlo a nuestros textos ¿a que sí? ¡Qué ilusos!

Yo, por raro que suene, soy mucho más productiva cuando tengo muy poco tiempo, cuando estoy metida en mil cosas y tengo que rascar minutos al reloj en los lugares y momentos más insospechados. Cuando tengo tanto tiempo apenas soy capaz de escribir nada. Si tomo notas para nuevos proyectos y desarrollo escenas de las historias que llevo en marcha, pero no produzco más allá de algunos poemas y fragmentos breves.

Así que aprovecho para leer todo lo que puedo, para impregnarme de los lugares a los que voy, buscando escenarios (hago miles de fotos), situaciones, nuevos personajes (observar a la gente da mucho material) y nuevas historias que me encargaré de organizar y desarrollar cuando empecemos de nuevo el curso.

¿A vosotros también os pasa o, por el contrario, en vacaciones sois muy productivos?

En cualquier caso a disfrutar mucho de lo que nos queda de verano y ¡Felices lecturas!

Libros en la playa

Registrar tu obra literaria

Hola amig@s,

uno de los momentos para mí más significativos de la escritura, el que yo considero el verdadero broche final, es llevar la obra al Registro de la Propiedad Intelectual. En ese momento, cuando queda depositado en ese “templo” es cuando ya doy por finalizado mi trabajo. El ritual siempre es el mismo, revestido de cierta solemnidad y en el que yo tengo mis manías propias.

Hay que presentar*:

-1 fotocopia del DNI del autor.

-1 impreso en el que constan los datos del autor.

-1 impreso donde constan los datos de la obra.

(Estos impresos se pueden descargar de la web del Registro o te los facilitan allí mismo) 

1 copia de la obra en cuya portada aparece el título y el nombre del autor, encuadernada, paginada y en la que el autor ha de firmar la primera y la última página, así como un par del interior (aquí es donde yo tengo mi propia manía que consiste en firmar todas las páginas de la obra que presento).

Además hay que pagar una pequeña tasa (12,60 € en Barcelona, independientemente de la extensión de la obra, igual 1 página que 2.500) y ya está, la obra queda depositada. Te facilitan un justificante del registro y en un par de meses llega la referencia definitiva del Ministerio de Cultura.

*Me baso en el Registro de Barcelona. No dejes de verificar la documentación requerida en tu ciudad a través de su página web.

En el momento en el que la funcionaria del Registro introduce los datos de mi obra en el ordenador y me entrega mi justificante, siempre siento una gran emoción, especialmente porque he terminado un nuevo libro y sé que ha valido la pena cada minuto que le he dedicado. “Ya está” pienso “un nuevo libro terminado y registrado. Ya puedes empezar a buscarle una buena casa” me digo.

Como veis el trámite es de lo más sencillo. Incluso se puede autorizar a alguien a que vaya en nombre del autor para hacer el depósito. Sin embargo hay muchos autores que no registran su obra, no sé si es por desconocimiento, por pereza o por que realmente piensan que nadie tiene interés en plagiarles. Esta actitud es un error porque nuestro trabajo ha de ser reconocido como nuestro y es la única forma de poder demostrar y defender nuestros derechos de autor.

El pasado miércoles fui a registrar mi último libro (a la nueva sede del Registro en Barcelona, que ahora se aloja en el edificio de la Campana) y, mientras esperaba a que me atendiesen, conocí a uno de estos autores, un señor mayor que nunca había registrado nada, que enviaba sus poemas a concursos o a editoriales, porque si los publicaban ya quedaban registrados. Yo le argumenté que eso no es así, que si envías tu obra sin registrarla, sin que conste que legalmente eres el dueño de ese texto, pueden pasar muchas cosas, como que alguien lo publique por ti o te lo plagien directamente. Los funcionarios del Registro (amabilísimos) le dieron las mismas razones y le animaron a registrar toda su obra. ¡Quién sabe adónde pueden llegar esos poemas!

Por todas estas razones (es tu obra y el fruto de tu esfuerzo; es la forma de evitar que alguien pueda plagiarte o apropiarse de tu obra; es la forma de demostrar y defender tus derechos como autor; es muy sencillo de hacer) no lo dudes ni un momento: ¡REGISTRA TU OBRA! (sea del tipo que sea), cuando la tengas terminada, antes de compartirla con el mundo.

¡Feliz verano y felices lecturas!

IMG_20160803_120323

 

Feria del libro de Madrid 2016

Los días 3, 4 y 5 de junio he tenido la gran suerte de visitar Madrid. Por primera vez he visitado esta ciudad tan literaria y he podido conocer su feria del libro. Y no me ha podido gustar más. Me sorprendió la gran cantidad de casetas que hay, tanto de librerías como de editoriales, en las que se van sucediendo las firmas de libros de autores que me hizo mucha ilusión poder conocer o, como poco, ver en persona. Aunque hacía un sol de justicia, había muchísimos lectores paseando por la feria y haciendo colas para que sus escritores favoritos les firmasen sus ejemplares. Yo fui una de ellas. Victoria Álvarez me firmó mi ejemplar de El sabor de tus heridas (final de la trilogía Dreaming Spires, que os recomiendo encarecidamente) y, si ya la admiraba sin conocerla en persona, ahora que he podido hablar con ella y comprobar lo sencilla y simpática que es, todavía mucho más. Gracias Victoria por ese buen rato que compartimos.

con victoria alvarez

Con la escritora Victoria Álvarez. Firma. Lámina punto de libro obsequio de Victoria.

IMG_20160604_141629

Cervantes en el parnaso, obra teatral.

IMG_20160604_125019

Mosaico de Dante en una de las entradas del Parque del retiro.

IMG_20160604_181007

Javier Ruescas y Manu Carbajo firmando la saga Electro.

IMG_20160604_180858

Iria y Selene firmando Sueños de Piedra.

Espero poder volver el año que viene a disfrutar de esta maravillosa feria.

¡Feliz domingo y felices lecturas!

#Amor de Invierno, mis poemas en Instagram

Hola a tod@s.

Después de pasarme por el blog de Ane Santiago, Cartas a ninguna parte (que os recomiendo) me he sentido inspirada a iniciar un nuevo proyecto de escritura para compartir reflexiones y textos poéticos breves, y construir día a día un poemario virtual en este blog (#AmorDeInvierno by @samaragua) y en Instagram, donde mi usuario es: @samaragua , que voy a agrupar bajo la etiqueta: #AmorDeInvierno. 

13220938_603959446447138_1247823197475328242_n¿Qué os parece la idea? ¿Os apetece leerlos?

¡Feliz fin de semana y felices lecturas!