El negocio de los libros

En la semana de los libros por excelencia, no vengo especialmente optimista a hablaros de ellos, no os voy a mentir. Hoy vengo a reflexionar sobre algo que es una realidad y que, tal vez porque la ilusión me ha cegado o porque no lo he querido asumir antes: los libros, en su mayoría, solo son un producto más, puro negocio donde la cultura y la calidad literaria no tienen cabida.

Libros baratos.jpg

Para mí escribir un libro es algo importante y muy serio. Soy una gran amante de la buena literatura desde siempre, lectora empedernida, y, por lo tanto, escribir un libro conlleva una gran responsabilidad. La planificación inicial de la historia, los personajes, las tramas secundarias, el vocabulario, etc., todo ese trabajo lo hago con la mayor dedicación, ilusionada por la magia de la creación y, al terminarla no puedo evitar sentir la ilusión de encontrarle una editorial que apueste por mi libro para que llegue a los lectores. Ya no pienso en ningún beneficio económico (porque es absurdo tal como está montado el mercado, el autor no vivirá de escribir, es así), pero un mínimo de apoyo, una oportunidad para que la gente lea mi texto, si tiene la calidad suficiente.

esquema

Pero las oportunidades no abundan, son escasas y muy difíciles de conseguir. “Bueno, no pasa nada” me digo con resignación “es normal porque no eres una escritora conocida, es cuestión de tiempo” me convenzo, mientras veo las novedades literarias de mi librería favorita, aunque sé que no es cierto. Ese tipo de oportunidades son para otro tipo de perfil y en las últimas semanas lo he visto claro.

En estos días no dejo de conocer las historias de algunos “personajes populares” que publican libros y arrasan en ventas, personajes que nada tienen que ver con las letras (youtubers, cantantes, personajillos del corazón…) y cuyos textos no han partido de una propuesta propia, si no que ha sido la editorial la que ha contactado con ellos para ofrecerles “escribir” y publicar algo que sus seguidores compren sin más, porque es suyo, sin pensar en la calidad que pueda tener ese texto o no tener. El libro como producto sin más, como objeto, como quién saca un perfume con el nombre de un cantante, algo que se va a vender que es lo importante.

libros al peso

Y esa es la oportunidad que no se ofrece a los escritores que no son personajes conocidos, que no arrasan en redes y tienen miles de seguidores. La editorial busca a la persona que va a vender un montón de libros la que hará que ganen un montón de dinero, que de eso se trata al final, de ganar pasta. Elegido el personaje, el libro ya llegará.

Ante esta situación, siento que tanto esfuerzo, tanto trabajo que dedicamos los que escribimos por vocación y por amor al arte, no tiene más recompensa que nuestra satisfacción personal, pero el esfuerzo es tan enorme y el tiempo robado a otras áreas de nuestra vida tan grande, que hace que me replantee las cosas.

Personalmente tengo muchas historias que contar, muchos proyectos empezados, muchos sueños literarios por cumplir y, en general, las ganas para llevarlos a cabo, pero no puedo evitar preguntarme si la decepción que siento al ver cómo está el mercado literario actualmente hará que me rinda.

De cualquier forma, creo que de momento seguiré luchando.

Feliz fin de semana y nunca dejemos de apostar por la buena literatura más allá de los productos comerciales, demostremos al mercado que los lectores sabemos elegir.

 

Anuncios

Crónica de un Sant Jordi anunciado

Hola a tod@s.

Aún con la resaca de la intensa jornada de ayer, 23 de abril, mi segundo Sant Jordi como autora firmando libros en Barcelona. En esta ocasión estuve en el centro de Barcelona, en pleno Paseo de Gracia, al lado además de una de las grandes atracciones de este año que ha sido la maravillosa decoración floral de la Casa Batlló (ya de por sí siempre impresionante) con lo que más en el punto neurálgico no pude estar.

IMG_20160423_120254

La mañana fue muy calurosa y no sólo por el sol de justicia que nos cayó encima, si no también por la cantidad de amigos y conocidos que se acercaron hasta la parada de Grup MTM para que les firmase su ejemplar de VEINTE RELATOS PARA TRAYECTOS CORTOS. Las emociones y los sentimientos más intenso se fueron sucediendo en una mañana para la que me quedo corta en palabras. Desde aquí muchísimas gracias por tanto cariño y por hacerme vivir uno de los días más bonitos de mi vida.

IMG-20160423-WA0016

 

IMG_20160423_120916

Con Marga García y Lorenzo Doncel, otros dos de los autores de la antología VEINTE RELATOS PARA TRAYECTOS CORTOS.

IMG_20160423_130318

Junto a mi marido, que creo que se lo pasó aún mejor que yo.

IMG_20160423_133011.jpg

 

Si todo va bien, el año que viene volveremos a encontrarnos en una nueva firma de Sant Jordi, para celebrar el día mundial de los libros, el 401 aniversario de la muerte de Cervantes y de Shakespeare, y, sobre todo, que la literatura y el amor a los libros siguen moviendo nuestro mundo de palabras y sueños.

Gracias por acompañarme ayer y siempre.

¡Feliz tarde de domingo y felices lecturas!

Look: Blusa de MANGO outlet online; pantalón de ZARA; pendientes rojos de PARFOIS.

 

 

 

Balance del año 2014

Hola a tod@s,

aquí ando desgranando las últimas horas del 2014, haciendo un pequeño balance de lo que ha supuesto para mí. Este ha sido un año intenso, difícil en sus comienzos que ha ido mejorando mes tras mes ya que ha cumplido mi sueño de empezar a ver publicados mis relatos. En abril llegó 152 Rosas Blancas, y en diciembre Veinte relatos para trayectos cortos y mi esperada primera novela breve, A Contratiempo.

mis libros 2014

Me resulta difícil explicar con palabras la emoción que sentí al tener mis libros en las manos, al verlos físicamente por primera vez. Es algo indescriptible, verdaderamente un sueño hecho realidad. Llevo toda la vida escribiendo historias y soñando con convertirme en escritora y este año, por fin, he empezado a cumplir mi sueño. La constancia ha sido la clave, no rendirme porque realmente ¿por qué me iba a rendir si escribir es de lo que más me gusta hacer en el mundo? Lo demás si ha de venir vendrá solo.

En conclusión, ha sido un año lleno de retos, sueños cumplidos y mucho amor del bueno, sin duda un gran año. Espero que el 2015 continúe por el mismo sendero. Estoy dispuesta a trabajar por ello con todas mis ganas.

Gracias a tod@s por estar ahí, por leerme y darme vuestro cariño.

¡Feliz año nuevo 2015 y felices lecturas!