El negocio de los libros

En la semana de los libros por excelencia, no vengo especialmente optimista a hablaros de ellos, no os voy a mentir. Hoy vengo a reflexionar sobre algo que es una realidad y que, tal vez porque la ilusión me ha cegado o porque no lo he querido asumir antes: los libros, en su mayoría, solo son un producto más, puro negocio donde la cultura y la calidad literaria no tienen cabida.

Libros baratos.jpg

Para mí escribir un libro es algo importante y muy serio. Soy una gran amante de la buena literatura desde siempre, lectora empedernida, y, por lo tanto, escribir un libro conlleva una gran responsabilidad. La planificación inicial de la historia, los personajes, las tramas secundarias, el vocabulario, etc., todo ese trabajo lo hago con la mayor dedicación, ilusionada por la magia de la creación y, al terminarla no puedo evitar sentir la ilusión de encontrarle una editorial que apueste por mi libro para que llegue a los lectores. Ya no pienso en ningún beneficio económico (porque es absurdo tal como está montado el mercado, el autor no vivirá de escribir, es así), pero un mínimo de apoyo, una oportunidad para que la gente lea mi texto, si tiene la calidad suficiente.

esquema

Pero las oportunidades no abundan, son escasas y muy difíciles de conseguir. “Bueno, no pasa nada” me digo con resignación “es normal porque no eres una escritora conocida, es cuestión de tiempo” me convenzo, mientras veo las novedades literarias de mi librería favorita, aunque sé que no es cierto. Ese tipo de oportunidades son para otro tipo de perfil y en las últimas semanas lo he visto claro.

En estos días no dejo de conocer las historias de algunos “personajes populares” que publican libros y arrasan en ventas, personajes que nada tienen que ver con las letras (youtubers, cantantes, personajillos del corazón…) y cuyos textos no han partido de una propuesta propia, si no que ha sido la editorial la que ha contactado con ellos para ofrecerles “escribir” y publicar algo que sus seguidores compren sin más, porque es suyo, sin pensar en la calidad que pueda tener ese texto o no tener. El libro como producto sin más, como objeto, como quién saca un perfume con el nombre de un cantante, algo que se va a vender que es lo importante.

libros al peso

Y esa es la oportunidad que no se ofrece a los escritores que no son personajes conocidos, que no arrasan en redes y tienen miles de seguidores. La editorial busca a la persona que va a vender un montón de libros la que hará que ganen un montón de dinero, que de eso se trata al final, de ganar pasta. Elegido el personaje, el libro ya llegará.

Ante esta situación, siento que tanto esfuerzo, tanto trabajo que dedicamos los que escribimos por vocación y por amor al arte, no tiene más recompensa que nuestra satisfacción personal, pero el esfuerzo es tan enorme y el tiempo robado a otras áreas de nuestra vida tan grande, que hace que me replantee las cosas.

Personalmente tengo muchas historias que contar, muchos proyectos empezados, muchos sueños literarios por cumplir y, en general, las ganas para llevarlos a cabo, pero no puedo evitar preguntarme si la decepción que siento al ver cómo está el mercado literario actualmente hará que me rinda.

De cualquier forma, creo que de momento seguiré luchando.

Feliz fin de semana y nunca dejemos de apostar por la buena literatura más allá de los productos comerciales, demostremos al mercado que los lectores sabemos elegir.

 

Anuncios

Ana de las Tejas Verdes

Hoy vengo a hablaros de una de esas historias que se han quedado en mi alma para siempre Ana de las Tejas Verdes, una historia llena de valores y emoción.

739c7a96-d6ef-460b-aeb4-2ebc5b33acf6

Por si alguno no conocéis esta historia, nos narra la vida de Anne Shirley, una huérfana que es adoptada por los hermanos Curthbert, Mathew y Marilla, y sus vidas cambiarán para siempre. Anne tiene una imaginación desbordante y un entusiasmo a veces desmedido que la lleva a vivir mil peripecias. Es brillante, inteligente y valiente y transmite energía y pasión a cada paso. Lectora empedernida, consigue sacar el título de maestra y compagina la docencia con la escritura de sus propios libros. Además nos cuenta una de las más hermosas historias de amor de la literatura: la de Anne y Gilbert Blythe.

aogg-the-sequel-anne-of-green-gables-600653_640_480

La historia nos presenta además a secundarios maravillosos, como Mathew, al que se adora desde el primer momento por su bondad y sus buenos sentimientos hacia Anne, a Marilla, que parece dura pero en realidad es sensible y cariñosa, a Diana, la gran amiga de Anne, su cómplice en todas sus locuras, la profesora Stacy, que ve el gran talento de Anne y la anima a estudiar y a convertirse en maestra, o la dulce Emmeline Harris, una de sus alumnas.

Si bien conocí la historia por la serie de TV (protagonizada por Megan Follows y Jonathan Crombie, que componen dos personajes absolutamente deliciosos), en cuanto supe que estaba basada en una serie de libros (escritos por Lucy Maud Montgomery) los devoré con pasión.

ana-de-las-tejas-verdes

Desde que la conocí me he identificado mucho con ella, por muchos motivos: su inagotable conversación, su carácter impulsivo y sincero, su desbordante imaginación, su capacidad de imaginar historias mágicas en cualquier escenario, su pasión por la lectura y los estudios, su alto sentido de la justicia y su extrema sensibilidad.

jonathan-crombie2-z

Trajo a mi vida conceptos importantes como “los espíritus afines” y las “amigas del alma” que “siempre están unidas en espíritu“, con los que se refería a su querida Diana, y la reconfortante. “el mañana siempre es nuevo, limpio de errores“.

56e442f274033c1feda703e13eda8391

Anne, además de leer con pasión, escribe también sus propias historias y sueña con ser escritora (sueño que también compartimos) y finalmente lo consigue escribiendo un libro sobre lo que más conocía: su querido Avonlea y las historias de sus propios vecinos.

ana-y-su-libro

En muchos momentos he deseado poder hablar con ella, (¿qué lector que se precie no ha soñado con hablar con su personaje favorito?) porque estoy segura de que seríamos amigas del alma. Contarle de todas las historias locas que pasan por mi imaginación, o de los avances que voy viviendo en el mundo de las letras. Compartir lecturas y sueños. En fin, esa es la magia de los personajes literarios que, en ocasiones, nos parecen más reales y cercanos que personas que nos rodean.

Sé que, de alguna manera, Anne, como todos los personajes literarios que me han marcado, está a mi lado y me acompaña y me aconseja cuando más lo necesito, cuando me pregunto ¿qué haría Anne en mi lugar?

cdf0c897d134e48b6af4b242804c7f37

Y por todo ello hoy he querido rendirle un pequeño homenaje con este post, para agradecer a L.M. Montgomery que crease esta historia tan maravillosa, y a ti Anne, gracias por cobrar vida y convertirte en una gran “amiga del alma” que sabe reconfortarme en momentos de duda, que está “siempre a mi lado en espíritu”.

Y vosotros ¿conocéis esta historia? ¿Libros o serie de TV? Si la respuesta es no os animo conocerla porque os va a enamorar.

¡Feliz fin de semana y felices lecturas!

 

Calendario 2017 ¡por un año lleno de literatura!

Ya estamos en diciembre. El 2016 se nos acaba y, en nada, toca hacer balance del 2016 y nuestra lista de propósitos de año nuevo.

Para mí 2016 ha sido un año bastante generoso, pero bueno, ya hablaré del tema cuando toque. Hoy vengo a regalaros un sencillo calendario para que empecéis a visualizar 2017 y todas las cosas buenas que, seguro, nos tendrá reservadas.

este-es-el-calendario

Espero que os guste.

¡Feliz diciembre y felices lecturas!

 

Gestionar el rechazo de las editoriales

Cuando por fin terminas un texto sueñas, inevitablemente, con verlo publicado a ser posible en un buen sello editorial, así que te decides a enviarlo a editoriales para encontrarle una buena casa a tu libro que tanto esfuerzo te ha costado crear. Lo primero es hacer una buena prospección para enviar el texto solo a aquellos sellos que tengan una línea editorial en la que encaje nuestra creación. Una vez enviado solo queda esperar. La mayor parte de editoriales te dicen que te darán respuesta “entre 6 meses y 1 año” con lo que hay que armarse de paciencia y seguir escribiendo, no queda más. Pero, por más mentalizado que uno esté, no se puede evitar revisar en correo cada día a ver si hay noticias (especialmente el spam, no sea que se cuele ahí). Y, por fin, un día las noticias llegan pero no son exactamente las que se esperaban ¿o tal vez sí? La editorial de nuestros sueños, con mucha educación y un correo plantilla nos dice:

Estimada autora:

muchas gracias. La obra no encaja en nuestros actuales criterios editoriales. Lo sentimos
Reiteramos nuestra gratitud
saludos
Editora

Sí, nos habíamos repetido mil veces que nos iban a rechazar, que a J. K. Rowling la rechazaron en 10 editoriales y mira Harry Potter, y bla, bla, bla, que Cien años de Soledad también, y bla, bla, bla, pero cuando es tu novela y te enfrentas a este rechazo, cuando alguien te dice fríamente y sin una mínima explicación que la novela no encaja, en ese momento no te acuerdas de nada ni de nadie, tan solo te enfrentas a un par de líneas que ponen fin a tu sueño de publicar.

Inocente de mí, yo quise saber por qué rechazaban el libro y le pregunté a la editorial y me respondieron esto:

Hola, autora

Pues me temo que no nos está permitido dar esa información, lo siento…
Un saludo,
Editora

Vamos, que no encaja sin más, es cuestión de tamaño nada más. ¡Y yo preocupada!

El rechazo duele, es lo que hay, por muy mentalizado que uno esté de que esa va a ser la respuesta al verla te sientes mal y no te reconforta nada ni nadie. Por suerte quedan muchas más puertas a las que llamar y el rechazo, en gran medida viene dado porque mi nombre no es igual a grandes ventas, no soy rentable, y, por mucho amor al arte que yo le ponga, la realidad es que esto es un negocio.

Por eso, por mi amor al arte y porque no sería yo sino escribiese seguiré adelante luchando por mi sueño. Tal vez algún día podré ilustrar como ejemplo la de veces que me rechazaron…

¿Y vosotros, cómo lleváis el rechazo?

¡Feliz fin de semana y felices lecturas!

gutenberg_3

 

 

Feliz curso nuevo

¡Hola lectores!

Cada año cuando llega el 1 de septiembre para mí empieza, de verdad, un nuevo año. Porque sí, las cosas cono son, el año empieza hoy, después de las vacaciones, de las interminables tardes de sol y la desconexión total de la rutina. Y tal vez también porque sigo muy vinculada al mundo académico y eso hace que mi medida del tiempo sea el curso escolar.

Por mi parte, siempre aprovecho el descanso estival para reflexionar y hacer balance de lo que ha supuesto mi último año, lo bueno y lo malo y, especialmente, todo aquello que puedo mejorar para que el año siguiente sea mejor.

Hoy es eso día en el que muchos vuelven al trabajo, a reencontrarse con su vida real, y a poner en marcha nuevos proyectos e ilusiones. Porque vivir ese eso, hacer cosas nuevas y buscar ilusiones siempre.

Mi año nuevo arranca cargado de proyectos y trabajo. Lo primero que viene es acabar de pulir el libro de poemas que publicaré con la Editorial Maluma a finales de este otoño, titulado MI AMOR DE INVIERNO, una colección de poemas breves con el amor romántico como hilo conductor. Ni os imagináis lo emocionada que estoy con este proyecto.

Lo siguiente y más a largo plazo es terminar la novela que llevo escribiendo todo este año de la que aún no puedo daros pistas. Aún queda bastante trabajo, pero estoy segura que en este año podré terminarla.

Por otra parte, retomo mi doctorado en literatura del Siglo de Oro. Es mi segundo año y me toca apretar porque la tesis no se va a hacer sola. Es todo un reto y más cuando no me dedico a ello en exclusiva, pero me ilusiona tanto que todo el esfuerzo vale la pena.

También estoy acabando de rematar el temario de un curso de inicio a la escritura creativa que voy a impartir este otoño, del que también podré daros datos muy pronto.

Y, por supuesto, no faltará tiempo para leer y seguir recomendando y compartiendo libros a través de mis redes.

Como veis mi curso arranca muy cargado ¿y el vuestro?

¡Feliz año nuevo y felices lecturas!

IMG_20160901_095806

De vacaciones

Llegan las vacaciones, al fin, tiempo libre para desconectar y emplear nuestro tiempo como mejor nos parezca. Y, los que escribimos, pero no vivimos de escribir, pensamos que vamos a tener todo ese tiempo para dedicarlo a nuestros textos ¿a que sí? ¡Qué ilusos!

Yo, por raro que suene, soy mucho más productiva cuando tengo muy poco tiempo, cuando estoy metida en mil cosas y tengo que rascar minutos al reloj en los lugares y momentos más insospechados. Cuando tengo tanto tiempo apenas soy capaz de escribir nada. Si tomo notas para nuevos proyectos y desarrollo escenas de las historias que llevo en marcha, pero no produzco más allá de algunos poemas y fragmentos breves.

Así que aprovecho para leer todo lo que puedo, para impregnarme de los lugares a los que voy, buscando escenarios (hago miles de fotos), situaciones, nuevos personajes (observar a la gente da mucho material) y nuevas historias que me encargaré de organizar y desarrollar cuando empecemos de nuevo el curso.

¿A vosotros también os pasa o, por el contrario, en vacaciones sois muy productivos?

En cualquier caso a disfrutar mucho de lo que nos queda de verano y ¡Felices lecturas!

Libros en la playa