Arpillera

Hoy he ido a hacer la compra, como cualquier otro sábado, y, al llegar a la caja, me he dado cuenta de que necesitaba otra bolsa. En ese momento, la cajera me ha dado una bolsa de arpillera marrón con un bonito dibujo de mariposas. Y de pronto, sin previo aviso, el aroma de la arpillera me trasladó a mi infancia, a mis clases de manualidades en las que aprendíamos a coser a punto de cruz y, con esta tela gruesa y rugosa de penetrante aroma a naturaleza, con lana de vistosos colores y grandes agujas de punta redonda, dibujábamos letras y formas. He podido sentir las risas infantiles de mis amigas, he recordado aquella luz amarillenta de las lámparas proyectada sobre las paredes de color castaño, iluminando las tardes de lluvia invernales, sintiendo la felicidad de aquellos tiempos en los que las preocupaciones del día a día no existían.

IMG_20160430_124744

Porque la vida está hecha de recuerdos, de retazos que la memoria hace aflorar cuando menos lo esperamos, para traernos gotas de felicidad y devolvernos a nuestros orígenes y a nuestra esencia.

¡Feliz fin de semana y felices lecturas!

Anuncios

Para ser escritor: lo primero, elegir el foco correcto

IMG-20141211-WA0018Si hay algo básico a la hora de emprender cualquier camino es saber enfocarse en el objetivo que estamos persiguiendo. En el momento en el que empecé a sentir que quería ser escritora profesional empecé a fantasear y a verme a mí misma como una escritora que veía publicados todos sus textos, que hacía un montón de presentaciones y firmas de libros. Creo que es algo con lo que cualquier escritor en ciernes sueña.

¡GRAN ERROR! Si quieres ser escritor has de enfocarte en escribir, en el proceso creativo, en la producción del texto, el resto, esa parte pública que vemos, es la parte de la venta de un producto que ya no es trabajo del escritor. Él está implicado, por supuesto, pero no depende de él. Por eso, lo importante a la hora de ser escritor es enfocarnos en eso, en escribir, escribir y escribir, para ser mejores a cada página. Nadie nace sabiendo y, aunque es cierto que el talento ayuda, es la práctica, los montones de páginas escritas, las que nos llevan a desarrollarnos en esta maravillosa profesión.

¿Y vosotros, también os habéis equivocado de foco?

¡Feliz lectura!